Te podrás desgravar hasta un 80% de lo que hayas donado en tu declaración de la renta del próximo año.